El aeropuerto de San Isidro

Por Dagmar Reinhard

Fernando León Ríos, oriundo de Santa María de Dota, es un pionero quien hace 30 años al llegar a San Isidro deaeropuerto Pérez Zeledón, tuvo que luchar contra la inclemencia del clima para iniciar una nueva vida, sin caminos, sin electricidad ni agua del grifo en una poblado que crecía rápidamente.

A sus 88 años es una persona de espíritu joven y cabeza de una muy amplia familia, se describe a sí mismo como un activista, escritor, músico y organizador. Toda su vida ha estado trabajado con los jóvenes impulsando el progreso de la comunidad.

Don Fernando vive en las cercanías del aeropuerto de San Isidro donde la línea aérea SANSA en diciembre 2015 inició su nueva ruta entre San José y Pérez Zeledón. Él nos dio un recuento de la historia y del progreso del tráfico aéreo en el valle:

El primer aeropuerto” relata don Fernando, “fue construido en 1930 en lo que ahora es el cementerio y en 1940 se trasladó al aérea donde hoy se encuentra el Mercado Municipal de San Isidro.

Solían aterrizar las líneas AVE y ENTA que transportaban pasajeros, enfermos y el correo entre otros, ya que las carreteras a San José o hacia la costa eran malas o inexistentes. En los años 80 se construyó el aeropuerto nuevo en lo que fuera en aquel entonces un potrero que se extendía por los altos de una sierra a la entrada a la ciudad. Tiempo después, Aviación Civil lo clausuró ya que no era rentable”.

aeropuerto 2

Pasaron los años y la pista de lastre de unos 400 m de longitud fue utilizada para carreras de caballo, piques de carros, clases de conducir o para dar vueltas en bicicleta. La diversión no tan oficial terminó cuando recién se presentaron y aprobaron ambiciosos proyectos para reactivar y mejorar la terminal aérea, construir viviendas, un hotel y un hospital en la vecindad del aeropuerto.

¡Esperamos escuchar más cuentos históricos de don Fernando León!

Anuncios
Publicado en Estilo de vida, Noticias Locales y Iniciativas Comunitarias y etiquetado , , , .