El Golfo Dulce y los Delfines

Golfo Dulce y los Delfines Golfo Dulce and the Dolphins

El Golfo Dulce es un pequeño golfo, encerrado por cabos de tierra. Es un fiordo tropical situado en la costa meridional de Costa Rica, en aguas del Océano Pacífico. Por el lado Sur colinda con el Cantón de Osa y por el norte con Golfito. Este Golfo es el hogar de muchas especies de delfines.

Uno de sus habitantes es el delfín manchado (Stenella attenuata) y otro el nariz de botella (Tursiops truncatus), ambas son especies oceánicas, sin embargo, el primero prefiere la parte central más profunda del golfo ya que ahí se encuentran sus presas (peces voladores y balijús).

En cambio, los delfines nariz de botella se encuentran en la desembocadura de los ríos donde los sedimentos favorecen condiciones para que los peces aguja, róbalos y pargos se puedan procrear. Para los delfines, el Golfo Dulce es el lugar ideal para la socialización y el apareamiento.

El Golfo Dulce, hábitat de los delfines, es un fiordo (estuario o cuenca profunda rodeada por pendientes fuertes y un umbral en su desembocadura) que restringe el intercambio del agua en su cuenca interna, favoreciendo la formación de aguas profundas anóxicas (bajas en oxígeno). Solamente cada dos años, después de las fuertes lluvias relacionadas con el fenómeno del Niño, masas de agua salitre de alto contenido de oxígeno entran al Golfo Dulce.

En el mundo entero solamente existen tres cuencas tropicales con características similares: el Golfo de Cariaco (Venezuela), la Bahía Darwin (Ecuador) y la Bahía Kaoe (Indonesia). El Golfo tiene 50 km de longitud, entre 10 y 15 km de ancho, una superficie de aproximadamente 680 km2 y una profundidad máxima de 215 m.

El Golfo Dulce es un ecosistema complejo y único, es de gran importancia para la conservación. Tiene una inmensa biodiversidad y principalmente una gran abundancia de delfines, tiburones, ballenas jorobadas y tortugas.

Usted se maravillará con la soledad de las aguas de este santuario en donde se puede ver a los delfines nadando cerca de la embarcación, lo cual es prueba viviente del bienestar de este lugar que todavía permanece silvestre.

Por Dagmar Reinhard


CONTACTO: Dagmar Reinhard – www.ballenatales.com

Publicado en Acuatico, Costa Ballena, Mamíferos, Medio Ambiente y Vida Silvestre.