tapir

CORREDOR BIOLÓGICO PASO DE LA DANTA

AUTOR: JACK EWING

“Patrón. No creerá lo que acabamos de ver: un mono araña”, exclamó Juan Ramón con entusiasmo. “Dios mío”, exclamé. “El corredor biológico realmente funciona”. El mono era un macho solitario y tuvo que venir del lado de Dos Bocas a través del Corredor Biológico Paso de la Danta (CBPD), era el primer animal localmente extinto que regresó a un área donde alguna vez fue abundante. Todos los monos araña (monos colorados) y aullador al norte del río Barú habían muerto en 1947, durante una epidemia de fiebre amarilla.

Cuatro años después del avistamiento del mono araña, los monos ardilla (tití) fueron vistos por primera vez. A principios de la década de 2000, sospechábamos que un puma visitaba la Hacienda Barú de vez en cuando, pero no fue hasta 2009 que una pareja de visitantes se encontró cara a cara con dos jóvenes pumas, probablemente compañeros de camada que fueron destetados pero que aún estaban juntos. Su aparición fue un hito, ya que significaba que el ecosistema era lo suficientemente saludable como para soportar un gran depredador.

En el 2012 regresaron los monos aulladores (congos) y en el 2014 las lapas rojas. El 2019 nos trajo la Montezuma oropéndola. Numerosas otras especies de aves, menos carismáticas, también han aparecido en Hacienda Barú en los últimos 20 años. Toda el área costera que incluye el Corredor Biológico Paso de la Danta y Costa Ballena sufrió una deforestación severa durante cuatro décadas y media a partir de 1940. Se talaron bosques y el área se convirtió principalmente en pastizales para ganado y el cultivo de arroz.

La opinión pública respecto el bosque y la política del gobierno comenzaron a cambiar a mediados de la década de los 80, La agricultura y la ganadería disminuyeron y la vegetación natural regresó a las áreas que antes estaban despojadas. El proyecto Corredor Biológico Paso de la Danta se inició en 1990. El regreso de las especies mencionadas anteriormente atestigua la efectividad del corredor y varios avistamientos de dantas en la parte norte dan la esperanza de que ellos también y posiblemente los jaguares, regresen pronto. Vivir en el Corredor Biológico Paso de la Danta no solo es fascinante, es un privilegio especial que espero que todos apreciemos y trabajemos para perpetuar.

path of tapir - corredor biológico paso de la danta

Atrévete a Descubrir y Disfrutar…

Quizá puede Revisar…

Necesita ayuda para planear su próximo viaje? Nosotros podemos ayudar con sus vacaciones en Costa Rica!

Email: [email protected]
Teléfono: +(506) 8946 7134 or +(506) 8914 1568

Publicado en animales, Atractivos Naturales, Descubre el Pacifico Sur, Iniciatives medio-ambiente, Mamíferos, Observación de Aves y Ornitología, Osa.